Nuestra Visión

LA VISIÓN

Dándole gracias a Dios por haberme permitido servir en su causa.

Visualizando, inmersa en un éxtasis de emoción, mi amado planeta tierra en un futuro, treinta años después de que millones y millones de padres de familia, conozcan este proyecto y empiecen a imprimir en sus cerebros, una programación exitosa en todos los campos.

Estos niños ya adultos harán lo mismo con su generación, el mundo habrá dado un giro total, las familias unidas por el corazón, conformarán las sociedades más exitosas de cualquier otra época, las puertas de las casas se podrán quedar abiertas, nadie tomará lo que no le pertenece, la honestidad será completa, ningún hombre osará hacerle daño a sus congéneres, los valores morales recobrarán vida, el respeto, la paz, la tolerancia y el amor, no tendrán fronteras.

Esta será una característica común de estas gentes, que enarbolarán la bandera de sus enormes triunfos, al compás de la más dulce y bella melodía, que embrujará a chicos y grandes, que se escuchará, a través de las palabras de bendición, que emanarán desde el interior de sus corazones; el respeto por la vida, será el común denominador.

Nuevas generacionesLas empresas tendrán prosperidad sin límites, sus colaboradores gozarán de salarios jugosos, los empresarios harán participes de sus inmensas ganancias a todos sus trabajadores, la justicia será tal, que el dinero correrá por las manos de estas gentes copiosa y abundantemente; el hambre y las enfermedades habrán desaparecido.

Esta es la ley de causa y efecto, que se habrá hecho presente para darles riqueza en todos los sentidos a estos pobladores, que reflejarán a través de sus pensamientos, los frutos de la programación exitosa, la calidad humana, el amor y el agradecimiento a Dios, por dejarles disfrutar, el paraíso que él creó para todos sus amados hijos.

La felicidad y la armonía reinarán, y se respirará el aire puro, producto de conciencias elevadas que cuidarán con dedicación y esmero, la tierra prometida, la paz y la justicia se habrán tomado el mundo, el Cristo habrá regresado a la tierra. ¡Todos serán testigos del más hermoso y bello amanecer!