triunfo1Formar un triunfador implica conciencia y un trabajo constante impregnado de mucho amor, realizando una secuencia paso a paso, para obtener los resultados anhelados, como todo en la vida, todo tiene su principio y éste no se puede omitir.

 

Veamos el primer paso SER, para lograr este peldaño vamos a enseñar valores a nuestro hijo para que crezca siendo una persona con todas las de la ley, porque cuando se carece de valores, es fácil transgredirla, tanto la ley de Dios, como la de los hombres. La integridad es el principio básico del éxito.

 

SER significa amarse y amar al prójimo, enseñar y practicar la honestidad consigo mismo y con los demás, esto encierra decir siempre la verdad, respetar a los demás, sin importar la condición social del individuo, no ser agresivo, no juzgar, no condenar, no criticar, que aprenda a ser tolerante, compasivo, en una palabra formarse como persona invaluable para la sociedad.

 

Es la responsabilidad de ustedes como padres, si su hijo no tiene este tipo de formación, por más de que haya nacido en cuna de oro no será un “Triunfador”, porque las oportunidades se le irán de las manos. Al trasgredir la ley en cualquier área, el resultado será su infelicidad.

 


HACER, este peldaño al éxito implica, que lo que hemos enseñado se ponga en práctica, los niños son por excelencia grandes imitadores, si ven que sus padres son justos, será muy fácil enseñarles justicia y por ende, tendremos hijos justos y así, en todo lo demás.